El testamento, nosotros los abogados y el notario

El testamento, nosotros los abogados y el notario
Lo primero de todo, debe ser contestar a la siguiente pregunta: ¿qué es el testamento? Pues bien, cuando hablamos del testamento, nos estamos refiriendo al instrumento legal que expresa la voluntad de una persona respecto a la herencia que se generará a consecuencia de su muerte.

Pero, ¿dónde se encuentra regulada la figura del testamento? En los artículos 662 y siguientes del Código Civil. Según los citados preceptos, pueden testar todas aquellas personas a quienes la ley no se lo prohíba expresamente. Dicho esto, ¿quiénes están incapacitados para testar?
  • Los y las menores de catorce años.
  • Aquellas personas que habitual o accidentalmente no se hallaren en su cabal juicio.
En cuanto a las principales características del testamento, cabe decir que se trata de un acto personalísimo y no podrá dejarse, bajo ningún concepto, su formación, en todo ni en parte, al arbitrio de un tercero; así como tampoco podrá hacerse a través de comisario o mandatario. A lo dicho, hay que sumar, además, el hecho de que todo testamento que haya sido otorgado mediando violencia, dolo o fraude será nulo.

¿Y qué tipos de testamento común nos podemos encontrar?
  • El testamento ológrafo, es decir, aquel escrito por el propio testador, en la forma determinada por los requisitos legales.
  • El testamento abierto, es decir, aquel en el que el testador manifiesta su última voluntad en presencia de dos personas, que son las que deben autorizar el acto, quedando éstas enteradas de lo que en él se dispone.
  • El testamento cerrado, es decir, aquel en el que el testador, no revela su última voluntad, por hallarse ésta contenida en el pliego que presenta a las personas que han de autorizar el acto.
Por nuestra parte, los abogados, tenemos la necesidad de generarle confianza, dado que en la herencia llevamos a cabo un papel relativamente amplio, debiendo diseñar en muchos casos con usted, en beneficio de los intereses que quiera proteger, las disposiciones que se van a contener en su testamento y que por consiguiente pasarán a formar parte de su herencia futura.

Si se decide por confiar en los profesionales de nuestro despacho en Alicante, pasaremos a ser los encargados de gestionar su herencia una vez que se haya producido el fallecimiento.

¿Cuáles serán nuestras funciones? Las de coordinar todas aquellas gestiones, ya sean administrativas o judiciales, que guarden estrecha relación con la partición y adjudicación de la herencia a los herederos.

Por su parte, el Notario será el encargado de formalizar las escrituras públicas que resulten necesarias, siempre siguiendo nuestras indicaciones, y con pleno sometimiento al cumplimiento de las leyes que rigen la sucesión.
Copyright © Abogado Herencias Alicante | 669 140 526 | Abogado Barcelona